La osteoporosis es una enfermedad sistémica esquelética que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos, lo que supone un aumento de la fragilidad de los huesos y del riesgo de sufrir fracturas.

En la infancia, juventud y primera edad adulta (treinta años), debemos alcanzar el máximo pico de masa ósea, mediante: una dieta equilibrada mediterránea, rica en calcio (productos lácteos, verduras de hoja verde, huesos blandos de pescado, como sardinas y anchoas en aceite) y vitamina D (alimentos ricos en aceite de pescado, yema del huevo, mantequilla y verduras de hoja verde), hacer ejercicio sesenta minutos diarios en niños y adolescentes y evitar el alcohol y el tabaco. Tener un peso bajo es perjudicial.

La fuente principal de vitamina D es la exposición al sol. Recomendamos una media de5 a15 minutos/día en cara, manos y brazos. Hay que recordar el riesgo de la exposición solar en la piel. Cuanto más alto sea el pico de masa ósea tendremos un hueso menos frágil.

En la edad adulta debemos mantener una dieta sana y equilibrada. Se realizará una actividad física acorde con la edad, el caminar y el baile pueden ser opciones muy válidas, en vez de una actividad deportiva y también se debe evitar el tabaco y el alcohol.

En los ancianos es válido todo lo comentado hasta ahora. Además, en la tercera edad son recomendables el baile y el taichí, para aumentar la seguridad y reducir el número de caídas. Debemos recordar que los mayores tienen mayor riesgo de falta de vitamina D.

BARCELONA / La Vanguardia
(vivirmejor.com)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies