Los abuelos, como las madres y los padres, también necesitan un día de reconocimiento: el Día de los Abuelos nace para rendir homenaje y reivindicar el papel que desarrollan los mayores en todas las familias.

Los abuelos, pilares básicos de todas las familias modernas, nos ayudan en nuestras tareas diarias: nos echan una mano con los niños, nos siguen enseñando trucos de ahorro o de cocina, se preocupan de que nosotros también estemos bien y seamos felices, se ofrecen en cualquier situación para ayudar…
Su sabiduría y experiencia son de gran ayuda para los padres y son fuente de afectividad incomparable para los nietos, además de ser un elemento integrador de la familia. Siendo por todos estos motivos, coeducadores de los más pequeños.

Hoy es un día para el reconocimiento y el agradecimiento por una labor de la que disfrutan con agrado y con la que se muestran siempre dispuestos, las 24 horas del día e incluso sacrificando su vida personal por la conciliación familiar. Por todo eso, y más, se merecen su Día de los Abuelos.

¿Qué día lo celebramos?

El Día de los Abuelos, una festividad promovida tradicionalmente en España por la Fundación Mensajeros de la Paz, del padre Ángel, se celebra tradicionalmente el día 26 de julio.

Esta fecha tiene una gran relación al catolicismo ya que coincide con la liturgia católica que conmemora a San Joaquín y a Santa Ana, padres de la Virgen María y, por tanto, abuelos de Jesús. La Biblia designa que ellos son los padres de la Virgen María y, por tanto, los abuelos de Jesús de Nazaret.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies