Terapia asistida con perros

Las personas mayores que viven en residencias sufren algunos problemas sociales y de salud, ya que a menudo no se sienten queridas, les cuesta comunicarse con otras personas, y acaban teniendo una sensación de soledad, aislamiento y poca estimulación mental. Diversos estudios de los últimos 30 años han demostrado que la presencia de una mascota puede ser beneficiosa, en muchos sentidos, para las personas mayores que viven en una residencia, al igual que para aquellas que viven solas.

Beneficios cognitivos:

  • Mejoran la estimulación cognitiva, la psicomotricidad y fomenta la socialización.
  • Mejoran la autoestima y el estado de ánimo.
  • Estimula la memoria a diversos niveles, tanto a corto como a largo plazo, ayudando a la reminiscencia (evocación de recuerdos casi olvidados) y al aprendizaje.
  • Ayuda a mantener la atención y a conectar la persona con la realidad.

Beneficios físicos:

  • Actúa como estímulo sensorial.
  • Es relajante y disminuye la ansiedad y la angustia.
  • Mejora la coordinación de los movimientos.

Beneficios sociales, emocionales y espirituales:

  • Fomenta la participación, la interacción y la comunicación social en el grupo.
  • Mejora el estado de ánimo y la autoestima.
  • Mejora la expresión verbal y no verbal.
  • Aumento del sentimiento de responsabilidad:

Responsables de la actividad

Aroa

Externo

 

 

Horario de la actividad

  • Miercoles
    15:30 – 17:30

    Aroa
    Sala de actividades